¡YES, YOU CAN!

Un septiembre más. Ya hablamos la semana pasada de los buenos propósitos que llegan con el nuevo curso. Y por supuesto, no podíamos olvidar el propósito estrella, el más difícil todavía, el no va más para quien se lo propone, el cambio de vida radical que muchos se plantean llegando estas fechas: DEJAR DE FUMAR. Aunque seguro que hay lectores que nunca han fumado y pueden pensar que soy una exagerada, los lectores fumadores saben que no es así. Dejar de fumar te cambia la vida.

Sigue leyendo

EL GUARDIÁN ENTRE LOS MEDICAMENTOS (2)

La semana pasaba os dábamos unas ligeras pinceladas sobre el servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico que ofrecen algunas farmacias, y sobre la importancia que tiene tener bajo control todos los medicamentos que tomamos. Pero nos quedaba pendiente de explicar qué es lo que implica el servicio y cómo se lleva a cabo. (Es que es un poco largo de contar y ya me sé de muchos que se aburren de leer….) 😉

Sigue leyendo

EL GUARDIÁN ENTRE LOS MEDICAMENTOS (1)

La semana pasada os explicaba por qué en la farmacia no somos cotillas, sino que sólo nos informamos para ayudar en todo lo que podamos al paciente. Y en aquel post os prometí que esta semana explicaría en lo que consiste el Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico, porque se trata de “palabras mayores”….

akzophoto

Foto: AKZOphoto flickr

Tanto, que tendré que dividir esta explicación en 2 entregas para que no se os haga cansino… 😉

Sigue leyendo

¡YO NO SOY COTILLA!

La pasada semana celebrábamos el cumpleaños de una de nuestras colaboradoras, y para ello fue una de ellas a pedir una tortilla de patatas a un bar cercano, el URKIA. (Los mejores pinchos de todo Cruces, todo sea dicho). Hay que decir que como buenas vascas que somos, aquí todo se celebra comiendo, claro.

Una vez entró al local, un cliente del bar le preguntó:

-Tú trabajas en la Farmacia de ahí abajo, ¿no? (iba vestida con el uniforme)

– Sí.

– ¿Esa farmacia en la que te preguntan todo, hasta el número de pie que calzas?

– Pues… sí, preguntamos mucho….

Y volvió a la farmacia preocupada, planteándonos si no éramos demasiado “preguntonas”… Yo, en cambio, me enorgullecí de que tengamos esa fama.

Sigue leyendo