UN MARTINI SIN HIELO

Pues allí estábamos. En la colina Çamlica (colina de los enamorados, para los más cursis). Nos sentamos en uno de los bares con terraza para admirar las vistas del Bósforo y pedimos algo de beber. Y de esto que llega el camarero con un refresco y un vermú y la cubitera a un lado. Y ahí es cuando recordé lo que siempre aconsejamos a los que van a viajar… 39ºC a la sombra en pleno agosto, el peor vermú que he tomado en mi vida: calentorro, y sin poder añadirle los hielos que había a su lado… Al menos, al contrario le habían traído la coca-cola fresquita de la nevera y se la tomó de un trago para que no se calentara…

vistas desde çamlica

Vistas desde la colina de Çamlica fuente: http://www.cruiseonthebosphorus.com

Un par de años más tarde, me alegré de haberme tomado ese vermú sin hielo, porque la Hermanísima también fue a Estambul, y aunque tomó precauciones respecto al agua de bebida, su afán por la ensalada pudo con ella, y embarazada de 5 meses como estaba se pasó 5 días de baño en baño y sin disfrutar como es debido del encanto de estar entre dos continentes.

Sigue leyendo

Anuncios