ESPABILA

Espabila.

Eres joven y tienes toda la vida pòr delante. Pero la mires por donde la mires, la vida es corta.

Así que, espabila.

Toda la vida se basa en elecciones, y de ellas depende cómo sea tu paso por esta vida. Simplemente tienes que elegir siempre lo mejor para tu salud. Elegir entre quedarte en el sofá y bajar a pasear al perro. Entre pedir una pizza o hacerte una ensalada. Entre achicharrarte al sol de mediodía o ponerte protección. No te pido tanto.

Sólo que espabiles y aprendas a elegir.

Porque que tú no te quieras no debe hacer que los que sí te quieren sufran.

Porque sólo tenemos un cuerpo que nos ha de durar toda esa vida que tenemos por delante, y tenemos que cuidarlo para mantenerlo vivo todos esos años.

Y es que a cualquiera le puede pasar cualquier cosa, nadie está libre de riesgo, a la persona más sana del planeta le puede atropellar un camión, y “de algo hay que morir”. Pero si vas comprando papeletas te acabará tocando. Y esas papeletas las compras cada vez que en lugar de agua tomas un refresco azucarado, cada vez que decides ir en coche hasta la puerta de tu destino en lugar de aparcar un poco más allá, cada vez que te tumbas en el sofá en lugar de ir a pasear al perro, cada vez que te enciendes un cigarro, cada vez que te preparas esa copa. Cada vez.

Y si aun así tomas malas decisiones, ten en cuenta que la peor de todas sin duda es la producida por el miedo: huir de los médicos. “No vaya a ser que me encuentren algo”. Pues has de saber que en la mayoría de los casos el “encontrar algo” a tiempo es la grandísima diferencia entre vivir o morir. Así que no huyas de ello, la sanidad no está para dañar, sino para curar. No tengas miedo de que “te encuentren algo”, porque eso sería lo mejor que te podría pasar.

Y espabila tú también.

Tú que ves que la persona que quieres hace malas elecciones, espabila.

Porque que no te quieras enfrentar a ello y jugártela a que se enfade contigo no es una justificación para dejar que se haga daño.

Porque alguien que pregunta es tonto un segundo y sabio toda la vida, alguien que no pregunta es sabio un segundo y tonto toda la vida. Y tú que eres un pusilánime por evitar enfrentamientos serás “respetuoso” un segundo con las elecciones de tu amig@ pero un irresponsable toda tu vida, por dejar que se maltrate así.

Hablar de salud no es faltar al respeto, es preocuparse por los demás. Antes de que las cosas se salgan de madre. Y cuando las cosas se desbocan hay que saber manejarlas, no huir del problema. En la mayoría de los casos no es una cuestión estética, es una cuestión de salud y de calidad de vida. Y tu amig@ puede no verlo en ese momento pero a la larga te lo agradecerá.

Y tu conciencia también, porque no te estarás arrepintiendo toda tu vida de haberte callado y no pasarás los años que te quedan deseando, soñanado con tener un enfrentamiento con esa persona, aunque fuera sólo una vez más.

 Yo me he decidido a espabilar. ¿Y tú?

Anuncios

Un pensamiento en “ESPABILA

  1. Pingback: ICTUS, FAST | Mucho Más Que Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s