IBUPROFENO Y PARACETAMOL: CUANDO MENOS ES MÁS

Desde hace unos meses, y a raíz de algunos estudios de eficacia y seguridad aplicados al paracetamol e ibuprofeno, se está insistiendo tanto desde las autoridades sanitarias como desde atención primaria y las propias farmacias en que es preferible utilizar ibuprofeno de 400 mg en lugar del de 600 mg y paracetamol de 650 o 500 mg en lugar del de 1 gramo, puesto que se ha demostrado que la eficacia es muy similar a las dosis más altas y sin embargo los efectos secundarios se reducen mucho.
De hecho, el ibuprofeno de 600 mg está sujeto a prescripción médica, y nunca deberíamos utilizarlo como automedicación. Ya sabéis, ese circulito justo al lado del código nacional en las cajas de los medicamentos que tantas veces en el mostrador os hemos explicado que significa que ese medicamento no se debe dispensar sin la correspondiente receta…

Hace unos días recibí vía Whatsapp el enlace a cierto artículo en el que el periodista instaba a los pacientes a “exigir a su farmacéutico el envase bueno”, refiriéndose al ibuprofeno de 400 mg y el paracetamol de 650 o de 500 mg. También afirmaba que lo que los farmacéuticos vamos a entregar “por defecto” si se nos solicita un envase de ibuprofeno será siempre la dosis de 600 mg.
No creo que el enfoque que le dio al artículo sea el correcto, ya que principalmente señalaba a los farmacéuticos como culpables de que los medicamentos que más se consumen sean los de mayor dosis, cuando sería suficiente y beneficioso utilizar dosis más bajas.
En la gran mayoría de las farmacias el porcentaje de ibuprofeno que se dispensa es por prescripción médica, cerca del 99% en nuestro caso, aunque puede variar en función al tipo de farmacia (rural, de paso, de centro comercial…) El 1% restante es porque el paciente suele rechazar sistemáticamente la dispensación de 400 mg, alegando que “ese no me va a hacer nada”, aun explicándole todos los estudios acerca de cardiotoxicidad y hepatotoxicidad que existen hoy en día.
En el artículo afirmaba que “Nos sobremedicamos.(…) ¿Cómo es posible, entonces, que las farmacias sigan dispensando cajetillas de ibuprofeno con pastillas de 600 miligramos y paracetamol de 1.000? ¿Quieren matarnos?”  Yo más bien diría que existe una cultura de a mayor dosis, más efecto, contra la que hemos de luchar, tanto médicos como farmacéuticos, comenzando por que los médicos dejen de prescribir el ibuprofeno 600 y el paracetamol de 1 g sin ton ni son, ya que estas dosis deberían estar reservadas a ciertas dolencias puntuales, nunca para dolores tan nimios como un simple dolor de cabeza tensional. Y para muestra un botón, gentileza de @susitravel, que siempre encuentra las mejores perlas en sus guardias:
prescripciones de guardia

Aunque no se ve demasiado claro (es lo que tiene sacar fotos en la penumbra de la guardia nocturna ;-)), os diré que las prescripciones son:

  • Ibuprofeno 600 mg cada 8 h (en dos de las recetas)
  • Paracetamol 1g cada 6h (en dos de las recetas)
  • Ibuprofeno de 600 mg y paracetamol 1 gr cada 8h, entiendo que alternados.

En el resto de Europa es bastante raro encontrar ibuprofeno de 600 mg, y de hecho los más dispensados son los de 200 y 400. El ibuprofeno de 600 o paracetamol de 1 Gr están estrictamente sujetos a prescripción médica. La indicación farmacéutica sólo es posible para dispensar de 400 o paracetamol de 650 o 500. Para eso existe la marca “sujeto a prescripción” presente en todos los medicamentos de ibuprofeno 600 y paracetamol 1 gr, pero no en ibuprofeno de 400 y paracetamol de 650 o 500.

Otra frase para el recuerdo en dicho artículo es “exija a su farmacéutico el envase bueno. (…) Las de 600 mg son las que automáticamente le dispensará su farmacéutico. (…) Si no tiene una indicación médica específica para ello no las acepte” Pues me repito: son las que más se venden, pero por prescripción médica, no por indicación farmacéutica. O al menos no debería de ser así, y estoy segura de que cada vez menos farmacias dispensan el envase de 600 sin receta. Me parece que estas frases nos hacen aparecer a los farmacéuticos como “los malos” de esta película.
El problema es, que muchos pacientes creen que al ofrecerles el envase de 400 y explicarles que tiene el mismo efecto terapéutico pero menos efectos secundarios pretendemos engañarles, ya que (y esto de verdad que es un sinsentido de la administración) el envase de ibuprofeno 400 mg con 30 pastillas es MÁS CARO que el envase de ibuprofeno 600 mg de 40 pastillas. De verdad que contra eso es muy difícil batallar. Lo cual me parece lógico, yo también pensaría que lo único que pretende el farmacéutico ofreciéndome un medicamento con menos dosis, menos pastillas y más caro es embolsarse unos céntimos más.
En otro punto del artículo afirmaba que si aún disponían de medicamentos de mayor dosis en casa, los pacientes deberían partir las pastillas y tomar sólo la mitad. Yo no estoy totalmente convencida de que pueda ser un buen consejo, ya que los comprimidos de ibuprofeno llevan un recubrimiento que disminuye su acción gastrolesiva, por lo que al partirlos eliminamos esa pequeña protección y podría hacer aún más daño a la mucosa.
Una vez expuestos mis argumentos, he de decir que el tono de ese artículo queriendo demonizar la labor del farmacéutico  no me parece el más adecuado para un medio generalista.
Me encantaría leer alguna opinión al respecto en los comentarios, ya que fue un mal trago para mí leer un ataque tan sesgado a la labor del farmacéutico.
Si queréis leer el artículo al que me refiero, pinchad en este enlace. 
ibuprofeno: cuando menos es más fuente: i-botika

ibuprofeno: cuando menos es más fuente: i-botika

Anuncios

19 pensamientos en “IBUPROFENO Y PARACETAMOL: CUANDO MENOS ES MÁS

  1. Estoy en casi todo de acuerdo, excepto en cuando hablas de que el paciente rechaza el de 400 después de dar mil explicaciones. Y porque no exigimos la receta para el de 600 mg (todas las farmacias evidentemente nos deberíamos de poner de acuerdo, cosa muy difícil). La solución es tan fácil como negarnos a dispensar el de 600 mg. Verdad que en Europa no se dispensa si no es con receta?

    Le gusta a 1 persona

    • También es cierto, Juan, que cuando les explicas que no puedes dispensar el de 600 sin receta te miran como las vacas al tren o se ríen de ti. Pero sí, tienes razón que en muchas ocasiones no se exige la receta para dispensar el de 600 y es a lo que hemos acostumbrado a la población. Pero no es como para ponernos de intoxicadores o asesinos, sino que muchas veces es por presión del paciente. Y también es cierto que hasta hace relativamente poco no se le daba la importancia que se le da ahora a la toxicidad de las altas dosis.

      Le gusta a 1 persona

  2. Si los farmacéuticos españoles,ajustándonos estrictamente a la ley,NO dispensásemos medicamentos sujetos a prescripción médica de NINGUNA otra manera,este debate no existiría.El periodista le dá un toque sensacionalista al artículo,describiendo al farma como un malvado intoxicador sin escrúpulos,dispuesto a todo por vender.Sabemos que no es cierto,y que detrás de cada dispensación hay un profesional responsable que sufre las incoherencias del sistema de precios de los medicamentos, las exigencias de los usuarios (doloridos,desinformados o infoxicados) y la inercia prescriptora de los médicos.Pero….es muy difícil conseguir Ibuprofeno 600 sin receta en otros paises europeos.En España no tanto.

    Me gusta

  3. Totalmente de acuerdo con Nina , en España asistimos al sinsentido de que la Ley del Medicamento se cumple sólo para algunos grupos terapéuticos (psicotropos , anabolizanres , antibióticos) , a criterio del farmacéutico y la administración sanitaria local . Imagino que esto se debe a razones históricas en las que el farmacéutico sustituía a la carencia asistencial sanitaria endémica de este país . En cualquier caso en pleno siglo XXI creo que no estamos para interpretar la ley , sino para cumplirla y centrarnos en nuestra labor asistencial.

    Le gusta a 1 persona

  4. Independientemente de la profesionalidad del farmaceutico (que yo creo que es altísima y se rige por código deontológico) el mayor problema no es si hacemos caso a las normas burocráticas o no (soy legalista, no me malinterpreteis)…….. en el caso del paracetamol si que hay de 1 gr NO sujeto a prescripción médica que además sale en la TV (en este caso me entra el dilema de dispensar el del circulito porque es más barato o seguir las reglas,……); y lo mismo pasa con los antigripales que tienen paracetamol en su composición. Y no sólo eso… yo dispenso ibuprofeno de 400mg y luego el paciente se toma 2 unidades…¿eso ya está bien porque no le hemos dispensado el de 600 mg?.
    Yo creo que el periodista en cuestión y la mayor parte de la población no entiende que nuestra labor no es ser ni “los malos”, ni la inquisición….. lo que tenemos que hacer es, como bien dice y hace Irune en su farmacia: informar al paciente. No podemos hacer más que nuestro trabajo: insistir en el uso racional del medicamento, que el paciente lo conozca y sepa tanto la indicación, la dosis recomendada, los efectos adversos, como ha de tomarlo, cuando….. ¿Tanto hablamos del empoderamiento del paciente y de que es él el que tiene que tomar sus propias decisiones sobre su salud y ahora vamos con que tenemos que prohibir y negar esos medicamentos los farmacéuticos?….. Salvo en casos de contraindicaciones, interacciones, etc… no creo que sea nuestra labor, para eso están las autoridades sanitarias que son las que dan las licencias de comercialización.
    Y luego está la prescripción racional que comenta Irune,… porque en esos casos es muy complicado que el paciente entienda que pasando por el médico, sin ninguna prueba médica adicional, más que la relación de sus síntomas en la consulta, puede llevarse el ibuprofeno de 600 mg y sin pasar, refiriendo exactamente los mismos síntomas en la farmacia no se lo demos….. a mi se me quejan de que pierden su tiempo y el del médico!!!!!!

    Irune, como siempre, muy buen post. Yo no escribo tan bien como tú, pero espero haber ayudado a explicar a los pacientes que el problema no es del farmaceutico, o por lo menos no SOLO es nuestro: es la cultura del mayor dosis, es de que los pacientes no confían en que sabemos algo más, que les recomendamos lo que consideramos más adecuado, y que obviamente el sistema no es perfecto.

    Le gusta a 1 persona

  5. Pingback: Más dosis no es mejor | Mímate mucho

  6. Si el ibuprofeno 600, costara lo mismo que el 600, el consumo de 400 aumentaría exponencialmente. Y os lo dice uno que vende en su farmacia 2.000 espididoles 400mg al año.
    La gente a la farmacia viene pensando que si lo compran sin receta, el genérico. Pero si vengo con receta, dame la marca que solo pago la aportación.

    Le gusta a 1 persona

  7. soy farmaceutica de una farmacia sindical y siento que lo que falta es informacion del paciente dejandose llevar por publicidad,o lo que le dijo un familiar o vecino,yo hace 25 años que trabajo ahi,le explico sobre todos los riegos innecesarios que corre su salud con dosis mas alta y generalmente logro cambiar esa dosificacion,muchos creen que un ibuprofeno o paracetamol son caramelos inocuos,aunque me lleva mas tiempo me siento muy confortada cuando veo que entienden que no es asi,les aclaro que la mayoria de mis clientes prefieren venir a la farmacia antes de ir al medico,generalmente por razones economicas,es una lucha muy dificil hacerles enteder que no somos medicos pero somos orientadores y trabajamos a la par de ellos,muy lindo la publicacion,gracias

    Le gusta a 1 persona

  8. Pingback: Ibuprofeno y riesgo cardiovascular - boticaria garcia

  9. Pingback: Nos gusta el escándalo más que un lápiz a un tonto | bakioko botika

  10. Interesante entrada.Estamos ante una “normalización” de dichos tratamientos, se consumen ante cualquier síntoma, guiado bien por el vecino o por los medios de comunicaicón, sin consultar con ningún profesional.

    Aprovecho para comentar otro ejemplo: Fortasec. Un fármaco que se toma libremente ante episodios diarreicos,y que empeoran o prolongan su duración.

    Me gusta

    • Sobre el fortasec y cómo tratar la diarrea también traté en otro post, “UN MARTINI SIN HIELO” que por cierto me valió una polémica en twitter por discrepancias en el tiempo a respetar antes de tratarla farmacológicamente…
      Gracias por comentar, MJ!!

      Me gusta

  11. Excelente artículo sin duda pero le voy a poner una pega, mi profesor de galėnica siempre nos decía que no son “pastillas” son comprimidos o cápsulas. Y me mata que los propios farmacéuticos nombre mis mal las formas farmacéuticas. Es como si a los sobres los llamásemos papelillos como dicen los ancianos.

    Me gusta

    • Totalmente de acuerdo, Nuria. Tal vez se me escape de vez en cuando un lenguaje demasiado coloquial cuando intento exponer el punto de vista del paciente (“40 pastillas son más caras que 30”, “por qué no hay que partir las pastillas”) pero te aseguro que gracias a tu comentario pondré mil ojos a que no se me vuelva a escapar. 😉

      Me gusta

  12. Pingback: QUÉ PASA CON EL IBUPROFENO?? – Farmacia Alegre Pérez

  13. Efectivamente, en Ibuprofeno el maximo legal en venta libre es de 400mg, dejando la presentcion de 600mg para la prescripcion medica. Sin embargo el paracetamol de 1 gramo si se puede vender mediante la recomendacion farmaceutica legalmente ya que existen presentaciones y marcas de 1gramos aprobadas por sanidad como por ejemplo Gelocatil en dos preswntaciones de 1 gramo y 650mg, comprimidos y solucion bebible!

    http://i0.poll.fm/js/rating/rating.js

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s