CLASES DE ÁLGEBRA Y LA e-REZETA

– ¡¡No hay derecho!!
– ¿Que no hay derecho a qué?
– Pues que antes a mí me daban medicamentos de sobra para tener en casa, y con la porra esta de la electrónica llego a fin de mes justito justito… ¡Como si no tuviera suficiente con no llegar a fin de mes con la pensión que me han dejado!
– Pues precisamente, el sistema está pensado para que no acumulen medicamentos innecesarios en casa…
– ¡Ya, ya, estos del gobierno, que nos quieren matar para no tener que pagar nuestros medicamentos! ¡Además, antes yo tenía 30 pastillas, para un mes, y ahora 28! ¡Que te digo que no me llegan!
(Os aseguro que el señor Antonio no es el único que piensa así…) La señora María mete baza y le sigue el rollo, y ya tenemos tertulia en la farmacia para rato…

Por eso, hoy os traemos un pequeño manual para pacientes, para que entendáis cómo funciona la receta electrónica, y sobre todo POR QUÉ funciona así.

GLOSARIO PARA PODER ENTENDER EL POST

Prescripción: es cada una de las líneas que aparece en el sistema para que te podamos dar tu medicación. Por decirlo de alguna manera, es cada una de las recetas que te daría el médico en papel, con la singularidad de que puedes retirar más de una caja por receta, en caso de que sean prescripciones crónicas o a demanda (ver más abajo)

Dispensación: es el acto de entregar la medicación, acompañado de toda la información necesaria para su buen uso por parte del paciente. Cada vez que te llevas tu medicamento, se registra esa dispensación en el sistema, con su número identificativo.

Hoja de tratamiento activo: normalmente te la da tu médico. En ella aparecen todas las prescripciones que están activas, junto a la posología (cuánto y cuándo has de tomarlo) y la fecha de revisión del tratamiento. Es una forma de tener a mano TODA la medicación que tomas, ya sea que la tengas disponible para recoger en la farmacia o no. Si hay alguna prescripción que por sus características esté inactiva, (agudas ya finalizadas o crónicas que necesitan revisión) no aparecerá en la hoja de tratamiento activo.

TIPOS DE PRESCRIPCIONES

AGUDA: Es un medicamento que tu médico te prescribe puntualmente, como podría ser un antigripal o un antibiótico para tratar una infección puntual. Es por ello que, pasados unos días (en general suelen ser 10, aunque también hay casos concretos en los que podría ser menos, debido a la duración del tratamiento), esa prescripción ya no está disponible para que la retires de la farmacia. Una vez la has retirado o ha caducado, esa prescripción seguirá apareciendo en el sistema, pero estará inactiva o finalizada.

A DEMANDA: Se trata de tratamientos que no tienen una posología fija o que sólamente han de administrarse si hay necesidad. Es el caso de los analgésicos o antipiréticos, por ejemplo. En general, las prescripciones de ibuprofeno o paracetamol, por ejemplo, suelen ser a demanda, puesto que se reconoce que el paciente es quien va a decidir si ha de tomarlo o no en función de cómo se encuentre. En estos casos, el médico dicta una cantidad máxima de envases a retirar, es decir, y siguiendo con el caso del ibuprofeno 600mg, la dosis máxima es de 2400 mg al día en adultos, por lo que la cantidad máxima de envases a retirar (40 comprimidos de 600mg) sería 1 cada 10 días, en caso de ser un adulto sano sin otras patologías asociadas.

CRÓNICA: Es el caso de tratamientos crónicos o de larga duración, como pueden ser las estatinas (tratamiento de la hipercolesterolemia) o los antidepresivos (que han de tomarse durante una temporada para que sean efectivos.) El sistema de la receta electrónica calcula en función de la posología que haya dictado el médico cuánto tiempo te va a durar la caja que llevas en cada dispensación, por lo que si te has llevado la estatina hace 5 días, esa prescripción aparecerá como activa pero no disponible. Es decir, que no la puedes retirar aún de tu farmacia. Por ello, después de cada dispensación puedes solicitar a tu farmacéutico que te dé el ticket con las fechas de próximas dispensaciones, para saber cuándo podrás retirar la medicación. Esta fecha que aparece en el ticket es en la que se supone que debes comenzar la próxima caja de tratamiento, por lo que tienes un margen para poder retirarlo, por lo general desde 15 días antes. Hay algunas excepciones, en las que no podrás retirarla hasta 10 días antes de la “fecha de próxima dispensación”, y suele ser debido a que la posología que ha dictado el médico es menor que 1 pastilla al día, para evitar que acumules medicación en casa.

tarjeta tis

OLVÍDATE DE ESO DE “LA MEDICACIÓN DEL MES”: YA NO FUNCIONA ASÍ.

Y me explico: la “fecha de próxima dispensación” en realidad debería llamarse “fecha en que se te acabará la útima caja que has llevado”, puesto que es a partir de ahí donde el sistema lo calcula. No calcula por cajas al mes, sino que calcula las pastillas que necesitas al día. Si recoges tu medicación antes de la fecha prevista, el sistema seguirá considerando que aún tienes medicación disponible y la fecha de próxima dispensación seguirá siendo aquella en que se supone que se te acabará la medicación. Es decir, que si la fecha de próxima dispensación de un envase de 28 comprimidos cuya posología es 1 al día es el 30 de septiembre, y retiras tu medicación el día 20, el sistema seguirá considerando que tienes disponibles 10 (desde el 20 hasta el 30 de septiembre) + 28 comprimidos (el envase que retiras ahora), con lo que la fecha de próxima dispensación pasará a ser el día 28 de octubre.

Algo que nos preguntan muy a menudo es si los medicamentos se acumulan, es decir, si no recoges el medicamento en la “fecha de próxima dispensación” o si por cualquier motivo lo has adquirido sin que se registre en la receta electrónica, “el próximo mes” NO tendrás dos envases disponibles, sino que el sistema cuenta desde el día en que retiras la medicación y según la posología que tengas prescrita, hasta cuándo te va a durar ese envase. Recuerda: ya no funciona “mes a mes”, sino “pastilla a pastilla”.

De hecho, una de las quejas más repetidas es esa de “¡antes me daban para todo el mes, ahora con estas cajas que llevan 28 comprimidos sólo me valdrían para febrero!” Precisamente porque el sistema calcula pastilla a pastilla, no tienes que acudir el día 1 de cada mes a por tu medicación, sino cada 4 semanas, en caso de tratarse de un envase de 28 comprimidos. Por eso, olvídate de eso del mes. Ahora se trata de vivir “al día” 😉

CASOS ESPECIALES

Aunque en la página de osakidetza aseguren que la e-rezeta sirve para dispensar cualquier tipo de medicamento,(hay que tener en cuenta que esa página fue creada para la implantación de la erezeta en abril de 2013 y a lo largo de este año han habido cambios y evoluciones en el sistema) hay varias excepciones, en las que sigue necesaria la receta en papel:

ESTUPEFACIENTES: Con la leyenda “receta oficial de estupefacientes”.
FORMULACIÓN MAGISTRAL
CAMPAÑAS SANITARIAS: incluyen por ejemplo los tratamientos para la hipercolestero- lemia familiar homocigótica, que tienen aportación reducida con el visado de Inspección.
VACUNAS Y EXTRACTOS
PACIENTES SIN NÚMERO TIS ASIGNADO POR OSAKIDETZA: Recién nacidos, personas que acaban de empadronarse en el País Vasco, y pacientes no residentes en la Comunidad Autónoma Vasca.

En caso de necesitarla, podrás recoger tu hoja de tratamiento activo en la farmacia. En general, las prescripciones están disponibles en el mismo momento en que las incluye tu médico en la erezeta. Sin embargo, en caso de que te prescriban un medicamento que necesita el visado de la Inspección de Farmacia, tendrás que esperar de 1 a 2 días hasta que lo tengas disponible en tu ficha, puesto que esa prescripción debe recibir una autorización especial.

Las recetas electrónicas NO CADUCAN, sino que tienen una fecha de validez, que es la fecha de la próxima revisión del tratamiento. Si acudes a por tu medicación y en la farmacia no te lo podemos dispensar, puede ser o bien porque aún dispones de medicación en casa (activa no disponible), o bien porque has llevado el máximo de envases a demanda que había dictado tu médico, o bien porque era una prescripción aguda y ya no está disponible (finalizada), o bien porque ha llegado la fecha de revisión del tratamiento.

Por último, si has llegado hasta aquí, te felicito y te agradezco tu paciencia… Sé que es un tema muy denso, con muchas excepciones a las normas y difícil de explicar de forma un poco más amena… Aun así, ante cualquier duda con la e-rezeta o con cualqueir tema relacionado con tu salud y medicación, te sigo recomendando que consultes a tu farmacéutico, ya que es el profesional sanitario más accesible. “El acceso al farmacéutico es el acceso a la salud”, rezaba el lema de ayer, Día Mundial del Farmacéutico.

Anuncios

4 pensamientos en “CLASES DE ÁLGEBRA Y LA e-REZETA

  1. Hay otro caso en los que puede que tampoco tengas medicación disponible en la e-rezeta y que se nos ha olvidado comentar. Si te tienen que imprimir recetas en papel (por ejemplo, porque te has ido de vacaciones) esas pastillas, el sistema las descuenta de la e-rezeta, por lo que NUNCA hay que romper recetas de medicación crónica y siempre habrá que retirarlas antes que la electrónica.

    Me gusta

  2. ¡Qué interesante!
    A mi me pillo la época de la introducción de los genéricos en la farmacia y cuantos Antonios encontré!

    Creo que este es un buen sistema, estábamos muy acostumbrados a abusar de la sanidad pública y tener en casa nuestra propia farmacia.. y no puede ser! 😉

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: LOS BANCOS DE PIEDRA Y LA CISTITIS | Mucho Más Que Salud

  4. Pingback: ABORDAJE DEL PACIENTE CON GLAUCOMA | Mucho Más Que Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s