FOTOPROTECCIÓN EN NIÑOS Y ADULTOS

Muchas veces nos preguntais en la farmacia si los fotoprotectores para niños y para adultos son iguales, y si los adultos podemos usar los pediátricos y viceversa.  Pues este post va dirigido a todos aquellos que aún os quedan dudas acerca de las diferencias entre ambos. 

TIPOS DE FILTROS

Lo primero es saber en qué consiste la fotoprotección, qué es lo que hay que buscar en las etiquetas de los envases de cremas fotoprotectoras. Estas cremas normalmente combinan varios tipos de filtros, aunque es verdad que hay alguna que sólo contiene pantallas físicas. Existen filtros de distintos tipos, y según su mecanismo de acción o la naturaleza de su composición se pueden clasificar en:

FILTROS FÍSICOS: Se llaman así los que actúan físicamente, es decir, lo que hacen es reflejar la radiación solar, de manera que “rebotan” tanto los rayos UV, los infrarrojos y la luz visible. Al actuar sobre todos los tipos de radiación, y al ser de naturaleza inorgánica (dan menos problemas de intolerancias y alergias) son los más aconsejados para la fotoprotección en niños. Son micropigmentos muy finos e insolubles, que crean una especie de “pantalla” sobre la piel. Suelen ser menos resistentes al agua, por lo que en caso de que elijas una crema de filtros físicos exclusivamente sería conveniente que repitieras la aplicación cada hora. Los más utilizados son el  óxido de zinc, el dióxido de titanio y la mica. 

FILTROS QUÍMICOS: tienen capacidad para absorber la energía de la radiación UV y  transformarla en una longitud de onda distinta, inocua para la piel. Para ejercer esa acción estos compuestos necesitan estar en contacto con la piel al menos durante 30 minutos (de ahí la importancia de aplicarnos el fotoprotector antes de ir a la playa, tranquilamente, antes de salir de casa…) Aunque es cierto que pueden desencadenar alergias e intolerancias más fácilmente que los filtros físicos, no significa que sean nocivos ni perjudiciales para la piel sana. Así que esa “fobia” a los filtros químicos, tratándose de pieles no alérgicas y sanas, es infundada. Los más conocidos son el PABA (ácido para-amino benzoico), el ácido cinámico, el ácido sulfónico, el alcanfor, la benzofenona y el dibenzoilmetano.

FILTROS BIOLÓGICOS: Representan la segunda (y tercera) línea de defensa, después de los filtros clásicos físicos y químicos. Son filtros que se obtienen de extractos de plantas, frutas, etc. y que para actuar deben penetrar en el interior de las células, puesto que contrarrestan los efectos del sol a nivel del ADN celular, secuestrando los radicales libres y disminuyendo el estrés oxidativo al que están sometidas las células. Además, hay algunos de ellos que también presentan acción antiinflamatoria y acelerante de la muerte programada de las células dañadas (apoptosis), así como disminución de la proliferación de células cancerígenas. Se consideran que pertenecen a este tipo de filtros las vitaminas C y E, polifenoles del té verde, isoflavonas de soja, ácido ferúlico y cafeico, resveratrol, apigenina, silimarina, aceites de jojoba, soja, argán, girasol o sésamo. 

  • Una de las cosas que nunca hay que hacer: ir a la playa sin fotoprotector y pedirle a tu pareja que te lo aplique una vez allí.

    Una de las cosas que nunca hay que hacer: ir a la playa sin fotoprotector y pedirle a tu pareja que te lo aplique una vez allí.

CARACTERÍSTICAS DE LOS FOTOPROTECTORES PEDIÁTRICOS

Lo segundo, es tener en cuenta las características propias de la piel infantil: tienen mucho más fina la capa córnea, el sistema inmune aún no está desarrollado, tienen poca melanina, que es uno de los factores protectores de la propia piel, y además su piel es algo más ácida que la de los adultos. Por todo ello, las cremas fotoprotectoras pediátricas suelen estar formuladas sin conservantes ni perfumes, y en la mayoría de los casos contienen más proporción de filtros físicos que químicos, por su menor potencial alergénico. En general, una crema pediátrica no debería tener nunca un factor de protección menor de 30.

Es importante también tener en cuenta que los fotoprotectores pediátricos adaptan sus formas galénicas a la forma de vida de los niños, por lo que suelen ser resistentes a la fricción y al agua, y aunque los filtros físicos suelen tener un aspecto blanquecino cada año mejoran las formas galénicas para que sean mejor aceptadas. También existen formas aplicables sobre la piel mojada, útiles para esos niños que no salen de la piscina ni a tiros. Las leches y cremas en spray son de las más cómodas de aplicar, mientras que las lociones y geles se recomiendan más a pieles grasas o acnéicas, nunca para niños ya que el contenido en alcohol, aunque bajo, podría resecar las pieles más sensibles.

CASOS ESPECIALES DE FOTOPROTECCIÓN EN ADULTOS

En caso de los adultos, hay ciertas condiciones que nos obligan a usar siempre un factor de protección muy alto o extremo:

  •  Embarazo: es muy frecuente la aparición de cloasma o melasma debido a la acción de las hormonas del embarazo sobre la piel.
  •  Ancianos: la piel muy madura es mucho más frágil que la de los adultos jóvenes, ya que va perdiendo densidad e hidratación y el sistema inmunitario cutáneo ésta debilitado por el paso de los años.
  • Personas en tratamiento con medicamentos o sustancias fotosensibilizantes: sobre los medicamentos os di algunas pinceladas en este post, pero por ejemplo tratamientos para la piel acneica también pueden provocar la aparición de manchas, como pueden ser tónicos con alto contenido en alfahidroxiácidos (AHA) que no necesariamente tienen que ser aconsejados por un médico. Así que ten cuidado con las cremas y productos de higiene que utilices, y vigila bien su composición. Ante cualquier duda, consulta con tu farmacéutico, incluso acerca de productos adquiridos en el súper. Os aseguro que, lejos de enfadarse, te dará el mejor consejo y sabrá decirte si esos productos pueden producirte manchas o no, y cual sería el mejor fotoprotector para tu caso.
  •  Enfermedades como la fotodermatosis, cáncer de piel, herpes simple, lupus eritematoso, dermatitis atópica, cuperosis, vitíligo, dermatitis seborreica, acné, pitiriasis alba cualquier circunstancia en la que la piel no esté íntegra (cicatrices recientes, heridas o rasguños) y esté dañada la función barrera.

En cualquier caso, los fotoprotectores pediátricos pueden ser utilizados por los adultos, y son recomendables para casos de pieles adultas sensibles, alérgicas o intolerantes a conservantes o perfumes, puesto que la mayoría de los pediátricos están formulados sin estos componentes. Por ello, es importante sobre todo prestar atención a la fecha de caducidad indicada y a conservarlos adecuadamente.

Anuncios

4 pensamientos en “FOTOPROTECCIÓN EN NIÑOS Y ADULTOS

  1. Siempre utilizo fotoprotector pediátrico y aunque me queda la “cara blanca” cuando me meto en el agua, hace muchos años que no me quemo ni tengo irritación por la crema.
    Insistir sobre fotoprotección es muy importante ya que enseguida nos confiamos y nos “relajamos”.

    Me gusta

    • ¡Y que lo digas! Hay que insistir y hacer labor de concienciación, ya que nunca pensamos en la “memoria” de la piel…
      Lo de la “cara blanca” suele deberse a la cantidad de filtros físicos que contienen, aunque cada vez los laboratorios intentan mejorar la galénica de estas cremas con alto contenido en filtros físicos para que produzca menos “rechazo” estético.
      Mil gracias por tu comentario! ^_^

      Le gusta a 1 persona

  2. Muchas gracias por tu aportación.
    Me gustaría saber si conoces las cremas fotoprotectoras de una sola aplicación, tipo “P20 de riemann” y cual es la opinión que tienes de ellas.

    Gracias!

    Me gusta

    • Disculpa la tardanza en publicar tu comentario, Ana. No conozco la crema que me comentas y quería investigar un poco antes de darte una respuesta, pero estas semanas han sido algo caóticas y no he tenido tiempo de nada! Aun así, déjame averiguar las características de esas cremas y te contesto. De todos formas, a primera vista me parece un poco improbable que una crema de sol pueda asegurar y garantizar una protección adecuada con una sola aplicación.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s