PSORIASIS

Os acordais de la serie ¿Érase una vez la vida”? ¿De aquellos personajes que iban en naves volantes y de vez en cuando “soltaban” otros bichillos más pequeños -anticuerpos- para combatir infecciones y la entrada de virus? Eran los linfocitos T.


linfocitost

Pues lo que no nos explicaron (al menos yo no lo recuerdo, si sabéis en qué capítulo hablaban de ello dejadme un comentario aquí abajo) fue lo que ocurre cuando esos personajes (y los demás del equipo de “los buenos”) no se limitan a desempeñar su función, sino que hacen una “huelga a la japonesa” y trabajan más de lo que deberían. Es lo que ocurre con las enfermedades autoinmunes. Y aprovechando que el 29 de mayo tuvo lugar la jornada online “Vivir con psoriasis”, hoy vengo a hablaros de una enfermedad autoinmune: la psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel (aunque también afecta a las articulaciones). En este caso, los linfocitos T son los culpables de un aumento de la irrigación sanguínea e inflamación, así como de la proliferación de queratinocitos, que en lugar de renovarse cada 30 días, se renuevan cada 3 o 4, y así se generan las placas que presentan las lesiones psoriásicas.

Psoriasis

Imagen de un brazo con placas psoriasicas Fuente: Wikipedia

Hoy en día no se conoce una forma de prevenir la psoriasis, por lo que lo único que puedes hacer una vez sufres la enfermedad es identificar adecadamente y controlar los factores que pueden desencadenar los brotes en tu organismo, ya que cada paciente es distinto. Además, lo que podría funcionar en un caso podría no hacerlo en otro, por lo que es muy importante personalizar cada tratamiento.

No es contagiosa, por lo que la reacción que mucha gente tiene al ver las lesiones típicas de una persona con psoriasis es infundada. Es verdad que dependiendo del caso pueden parecer lesiones muy escandalosas. Al igual que la dermatitis atópica, se trata de una enfermedad crónica, que alterna periodos de brote con periodos de “calma”, por así decirlo.

¿CÓMO RECONOCERLA?

En la mayor parte de los casos, aparecen “placas” inflamadas y descamativas, con los bordes rojos. Las placas que aparecen cerca del cuero cabelludo, muchas veces pueden hacer que parezca caspa, ya que las escamas blancas y plateadas de la placa suelen desprenderse. Estas lesiones pueden agrietarse, sangrar, doler, picar y escocer, por lo que te aseguro que quien la sufre sabe que no se trata de simplemente caspa.

Otras zonas donde suelen aparecer esas placas son los codos, las rodillas, las palmas de las manos y plantas de los pies, y la parte baja de la espalda. En casos raros (psoriasis invertida) o muy intensos, pueden aparecer en axilas, ingles, genitales, pliegues bajo los senos y en las uñas.

Estas lesiones dermatológicas pueden venir acompañadas de afectación en las articulaciones, (cerca del 30% de los afectados por psoriasis) o incluso puede aparecer un tipo de psoriasis que, presentando los síntomas articulares, no presente síntomas dermatológicos (artritis psoriásica)

La psoriasis es una enfermedad que tiene mucho que ver con el estado anímico de la persona que la sufre, por lo que los brotes suelen hacer su aparición en temporadas de ansiedad, estrés o incluso depresión. Si ves que aparecen erosiones o sarpullidos en tu piel después de una época de mucho estrés, podría tratarse de psoriasis.

Placas hiperqueratósicas psoriásicas  Fuente: Wikipedia

Placas hiperqueratósicas psoriásicas
Fuente: Wikipedia

RECOMENDACIONES

Aunque siempre os decimos que hay que evitar la exposición al sol, en el caso de la psoriasis es uno de los métodos que recomiendan los dermatólogos para minimizarla, puesto que la radiación UV disminuye la inflamación. Eso sí, siempre hay que evitar quemarse.

La piel ha de mantenerse siempre hidratada, para evitar la descamación y minimizar la sequedad, que es lo que produce el picor al fin y al cabo. Por ello, es mejor bañarse que ducharse, para aumentar el tiempo que la piel permanece húmeda. Para ello, elige siempre jabones suaves o incluso geles sin jabón, que resecan menos la piel, y cuando te seques, hazlo con pequeños toques con la toalla, sin frotar para no irritar la piel.

Haz ejercicio: eso te ayudará a mantener la ansiedad y el estrés bajo control, evitando la aparición de nuevos brotes.

Aprovechando el día mundial sin tabaco, te diré que el tabaquismo también es un factor predisponente a padecer psoriasis; de hecho, los fumadores tienden a contraer formas de psoriasis mucho más graves y resistentes al tratamiento que los no fumadores, así que tú verás si te arriesgas o no… 🙂

Como siempre recomiendo, si no notas mejoría con el tratamiento que sigues, no lo dejes por tu cuenta, porque puede aparecer el efecto rebote. En el 75-80% de los casos, los pacientes no siguen adecuadamente el tratamiento tópico, por incomodidad básicamente. Si es tu caso, coméntaselo a tu dermatólogo, ya que existen muchas opciones para que el tratamiento sea lo más cómodo posible para cada paciente, como pueda ser cambiar un ungüento por un gel lipofílico.

Además, has de saber que muchos medicamentos pueden empeorar la psoriasis y hacer que aparezcan brotes más frecuentemente, por lo que nunca has de olvidar advertir a tu médico de que sufres psoriasis, para que lo tenga en cuenta al prescribirte algún medicamento nuevo. Consulta siempre a tu médico o farmacéutico.

Debido a que se trata de una enfermedad que puede costar sobrellevar, te recomiendo contactar con alguna asociación de pacientes, como puede ser www.accionpsoriasis.org 

Y aprovechando los recursos que precisamente esta asociación comparte en la web, os dejamos un par de vídeos en los que nos explican cómo aplicar correctamente los tratamientos tópicos para la psoriasis. En su web podéis encontrar otros vídeos que recomiendan cómo aplicarlos en cada zona concreta (cuero cabelludo, en los codos y las rodillas, en las uñas) y los cuidados generales que debe tener en cuenta el afectado.

fuentes:
– Acción psoriasis
– SEFAC: fichas recomendación a la población

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s