NO ES UN AGUR, ES UN GERO ARTE

Esta semana se produce un gran cambio en nuestra farmacia. Un cambio que no nos dejará indiferentes, ni a nosotras, ni a nuestros pacientes. A lo mejor es algo para lo que tendríamos que estar preparadas pero estoy segura de que por mucho que supiéramos que llegaría, nada volverá a ser igual en la rebotica ni en el mostrador, y echaremos de menos cómo era hasta ahora.

estibaliz solaun bilbaoEsti se jubila.

Así que, me vais a permitir que en este post me dirija a ella.

Después de tantos y tantos años dedicados a la farmacia, nos dejas.

Te lo mereces, por supuesto, pero aunque creas que no (y estés empeñada en decírnoslo por activa y por pasiva) te echaremos mucho de menos. Y no sólo por todo el trabajo que llevas a cabo (Dios sabe que te has hecho cargo de las tareas más arduas que conlleva la farmacia) sino por todos los buenos ratos que hemos pasado juntas. Malos también, pero esos pasan. Se quedan los buenos.

Hoy te has despedido. Parece que nos has dicho sólo “¡Hasta el lunes!” pero no, aunque no queramos darnos cuenta, después de casi 19 años, ya no te vamos a ver todos los días. No vamos a reír hasta llorar con tus “salidas”. No vas a hacer de amatxu y no nos vas a dar ese abrazo, el que necesitamos en ese preciso instante, cuando te des cuenta de que algo no va bien.

No vas a meter tantas “horas extras los viernes” ni nos vas a tener que oír que te vayas a casa ya, porque tu horario terminaba hacía horas y porque aún no has comido. No vas a sacar la discusión política de turno para que se nos erice el vello debatiendo en la rebotica… porque ahora sólo vendrás de visita de vez en cuando, (lo has prometido) a contarnos lo mucho que te ha cambiado la vida y lo mucho que estás disfrutando de tu tiempo libre, entre idas y venidas de la “uni para mayores“.

Eso sí, seguro que no te va a dar para aburrirte, siempre has sido difícil de seguir.

Se acabaron los “¡qué necesidad!”, los “ese era mi desayuno, Esti”, los “espera que me tiro al suelo”, los capones de Cascajares, las galletas de perro, las peleas por averiguar quién había vendido un estupefaciente y no lo había registrado del todo bien en el ordenador, con el consiguiente “yo sé quién ha sido pero no te lo voy a decir“, las fórmulas de “ácido salicílico en pomada oftálmica”, los cantos gregorianos y los campos en flor. Tú me entiendes.

Pero esperamos que podamos seguir haciendo nuestras excursiones al IKEA en busca de tus ansiadas perchas blancas (con merienda incluida), los cafés en la terraza esas tardes de verano en que “no tenías nietos”, que vengas a visitarnos el día del cumpleaños de Feli para recoger el regalito que nos hace cada año, las cenas de Navidad en pleno Junio “porque no hay más días” y por supuesto, ¡esperamos seguir contando contigo para preparar el amigo invisible de Reyes!

Después de todo lo que hemos vivido juntas, sucesos vitales irremediables y otros que irremediablemente te cambian la vida, momentos inolvidables y trances que preferiríamos ser capaces de olvidar, que nunca habrían sido llevaderos sin ti a nuestro lado, sólo nos queda decirte una cosa:

GRACIAS, PITXINA.

Anuncios

2 pensamientos en “NO ES UN AGUR, ES UN GERO ARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s