DESDE QUE ASOMAN


Terminando el mes del cuidado bucodental, hoy os queremos hablar del cuidado dental infantil. Lo primero que hay que saber, es que hay que mantener una buena higiene desde que los dientes asoman. Los problemas de una incorrecta higiene dental en los primeros años de vida no sólo se reducen a patologías dentales como caries o gingivitis, sino que pueden derivar en nutrición insuficiente, infecciones dolorosas y peligrosas, problemas con el desarrollo del lenguaje y problemas de autoestima

cepillo silicona

Se pueden usar este tipo de dedales para los primeros meses

Para cuidar los primeros dientes e incluso encías antes de que éstos asomen, existen “cepillos” normalmente con las cerdas de silicona muy suaves y con forma de dedal, para que los padres podamos “cepillar” esas encías y primeros dientes sin peligro de hacer daño al bebé. Hasta los dos años, la higiene dental ha de realizarse sin pasta, a menos que el odontólogo perciba un alto riesgo de caries. Altas concentraciones de flúor en niños pueden producir fluorosis dental.

Se recomienda realizar la primera visita al odontólogo entre que aparece el primer diente (5-8 meses) y el momento en que todos sus dientes primarios son visibles (2 años)

CUIDADOS SEGÚN LA EDAD

  • Menores de 2 años: después de cada comida, pasar el dedal o una gasita limpia y húmeda por las encías. Cuando asomen los dientes, limpiarlos a diario con un cepillo o gasa humedecidos en un enjuague fluorado al 0.05%
  • Niños de 2 a 6 años: para que el niño se acostumbre a la correcta higiene dental, es bueno que vaya intentando cepillarse él solo aunque sin pasta. El cepillado efectivo lo realizará siempre con la supervisión de un adulto y una pasta fluorada (500-550 ppm Flúor)
  • A partir de 6 años: Se consideran autónomos para el cepillado, y se realizará con una pasta de no más de 1500ppm de flúor. Se pueden utilizar también colutorios fluorados.

PRODUCTOS DENTALES INFANTILES

Las pastas y geles infantiles suelen ser de dos concentraciones en flúor distintas: 500-550 ppm (de 2 a 6 años) y 1000-1500 ppm (de 6 años en adelante) y a menudo están formuladas con sabores suaves, como fresa o naranja. También es frecuente que contengan Calcio para remineralizar el esmalte.

Los colutorios de Flúor pueden ser diarios (al 0,05% de flúor) o semanales (al 0’2%) y su cometido es prevenir la formación de placa y aumentar la resistencia al esmalte.

En determinados casos el odontólogo podría recomendar la administración de gotas de flúor (0’05%) por vía oral para la prevención de caries.

Los cepillos han de ser de cerdas suaves, y con el cabezal adaptado a cada franja de edad. También, si el niño usa ortodoncia, existen cepillos adaptados que tienen las cerdas del centro más cortas para evitar dañar los “brackets”.

revelador placa

Puedes usar los reveladores de placa como un “desafío” a tu hijo

Reveladores de placa: Existen compuestos de eritrosina que revelan un color rojo cuando entran en contacto con la placa bacteriana. Si tu hijo ya ha crecido y no has conseguido inculcarle estos hábitos, los puedes usar como un juego: cuanta menos cantidad de dientes rojos tenga después de cepillar y aplicar el revelador, mejor se los habrá cepillado y él buscará siempre tu aprobación.

teething02.pdf

Los mordedores refrigerantes suelen tener relieves

chupete denticion

Los chupetes de dentición ayudan a que las encías “rompan”

Primeras erupciones dentales: Puedes encontrar cremas bioadhesivas que se fijan a las encías, formuladas con pequeñas dosis de anestésicos locales o sustancias refrescantes que le pueden aliviar cuando le salen los primeros dientes. Y para ayudar a que rompan la encía, nada mejor que mordedores refrigerantes que ademas de “rascar” la encía la enfrían. Estos suelen contener un líquido no congelable, pero siempre hay que hacer revisiones periódicas para evitar que se rompa.

Para ayudar en la erupción de los incisivos, también existen chupetes con pequeños relieves en la zona dental para “rascar” esas encías.

Aftas infantiles: Hay niños muy propensos a sufrir esas molestas úlceras bucales. Para ello, existen cremas y geles formulados con ácido hialurónico que forman una película protectora que reduce el dolor y ayuda a cicatrizar.

file0001519843631

CONSEJOS AL PACIENTE

  • Es casi más importante que el niño adquiera los hábitos de una correcta higiene bucodental que el hecho de que cada día se le realice un exhaustivo cepillado.
  • Evitar administrar biberones con bebidas azucaradas y retirarlo si se duerme.
  • Evitar el uso prolongado del chupete. A los dos años ya es buena edad para retirarlo.
  • Es conveniente comprobar el contenido en fluoruro de la aguas embotelladas. Normalmente si es de mineralización débil no hay problema, pero nunca está de más comprobarlo, para evitar la fluorosis dental.
  • Limitar el consumo de alimentos azucarados
  • Los niños nos imitan, así que aprovecha a pasar un buen rato con él mientras ambos os cepilláis los dientes, y después revisa que lo haya hecho correctamente.
  • Cepillar de manera suave y con movimientos breves, de atrás hacia adelante.
  • Una vez salgan los dientes permanentes, habrá que utilizar sedas o cepillos interdentales para evitar la formación de placa entre ellos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s