A PETICIÓN DEL RESPETABLE, UNA DE DESAMBIGUACIÓN ;-)

Esta entrada va dedicada a Elia Fernández Valcázar, fan de nuestra página en facebook, que nos dio la idea de hacer un resumen de “andar por casa” para saber cuándo usar paracetamol y cuándo ibuprofeno.

Y es que siempre tenemos los dos en el botiquín y al final no sabemos cual usar….

Lo primero que hemos de saber son las diferencias entre uno y otro: el paracetamol es ANALGÉSICO y ANTIPIRÉTICO. Se desconoce el mecanismo de acción exacto, pero se cree que actúa inhibiendo la producción de unas sustancias, las prostaglandinas, responsables del dolor y del aumento de la temperatura corporal.

La diferencia con el ibuprofeno es que el paracetamol NO tiene acción ANTIINFLAMATORIA. El ibuprofeno actúa inhibiendo una enzima, la ciclooxigenasa, que interviene en la producción de sustancias que producen tanto dolor, como fiebre e inflamación.

  pastillas

¿Cuándo usar uno u otro?

En caso de dolor sin causa inflamatoria, el medicamento de elección es el paracetamol. Esto es: dolor de cabeza, dolor de huesos, cualquier malestar asociado a estados catarrales o gripales… En cambio, si el dolor se debe a una inflamación de un tejido, será más efectivo el ibuprofeno: dolor menstrual, dolor muscular, dolor de garganta… Aun así, hay determinadas situaciones en las que es preferible tomar uno u otro:

Mejor toma ibuprofeno si:

  • Tienes problemas de hígado o riñón
  • Tienes anemia u otros problemas sanguíneos (leucopenia, trombocitopenia…) porque son efectos secundarios del paracetamol. 
  • Tomas anticoagulantes o como suelen decir, medicamentos para “hacer la sangre más delgada”

Mejor toma paracetamol si:

  • Tienes asma, rinitis o urticaria
  • Sufres o has sufrido úlcera o acidez de estómago
  • Tienes insuficiencia cardíaca o hipertensión y no te la controlas (el ibuprofeno hace retener sales y además puede subir la tensión al tener efecto vasoconstrictor.)
  • Tomas medicamentos para el corazón como digoxina, ya que el ibuprofeno puede aumentar su toxicidad.
  • Estás embarazada, sobre todo si estás en el tercer trimestre de gestación. (Aunque el ibuprofeno se considera seguro en los dos primeros trimestres.)

Precauciones

Existen muchos medicamentos que contienen paracetamol en su composición, por lo que si tomas varios medicamentos (es frecuente en estados gripales) has de tener en cuenta el contenido en paracetamol de todos ellos, para no sobrepasar la dosis máxima de 4 gramos al día.

Aunque el ibuprofeno es menos frecuente en compuestos de varios principios activos, también hay que tener en cuenta la dosis máxima diaria de 2,4 gramos.

En cualquier caso, no deberías tomar ninguno de los dos durante más de 10 días seguidos sin acudir a tu médico. Al igual que tampoco se ha de consumir alcohol mientras dure el tratamiento con alguno de los dos. (Con el ibuprofeno por riesgo de hemorragias gástricas y con el paracetamol por inducir a problemas hepáticos).

freeimages.co.uk medical images

¿SABÍAS QUE…?

El uso prolongado de analgésicos puede desencadenar una reacción “rebote” que se manifiesta como dolores de cabeza diarios durante meses. Primero, se presenta una migraña o una cefalea tensional puntual, que luego evoluciona a una cefalea diaria, que es algo intermedio entre una cefalea tensional y una vascular. Suele ocurrir cuando se abusa de los analgésicos durante más de un mes, y el tratamiento es complicado porque se trata de un círculo vicioso: a más tratamiento, más cefaleas y viceversa. Hay que ir disminuyendo o eliminando las dosis de analgésico y en ocasiones es necesaria la psicoterapia, como en cualquier otra adicción.

USO EN BEBÉS Y NIÑOS

Si el niño es menor de 6 meses o pesa menos de 7 kilos, se ha de administrar paracetamol, nunca ibuprofeno. Siempre hay que tener cuidado con la dosis, y de fijarnos en cómo está graduada la jeringa que utilicemos, pues algunas miden en mililitros y otras en kilos de peso del niño. SIEMPRE HAY QUE USAR CADA JERINGA CON SU JARABE. En algunos casos (convulsiones febriles, vómitos… ) puede ser recomendable administrar el paracetamol vía rectal en supositorios en lugar de vía oral. Aquí puedes encontrar la ficha elaborada por el Centro Vasco de Información de Medicamentos para seguridad de la ciudadanía. La posología de esta ficha está calculada para la administración cada 6 horas. A partir de 34 kilos se pueden utilizar comprimidos de 500mg de paracetamol.

Si ya tiene más de 6 meses o pesa más de 7 kilos, se puede optar por el ibuprofeno si se trata de un proceso inflamatorio o bien si se trata de una fiebre que no cede con el paracetamol. Existen 2 concentraciones posibles de jarabe de ibuprofeno, al 2% y al 4%. Asegúrate de que utilizas la concentración adecuada a la posología que te han indicado. Aquí puedes encontrar más información sobre la posología y dosis adecuadas, calculadas para una administración cada 8 horas.

TRUCO: como recordatorio muy básico, si usas el ibuprofeno  2% has de dividir el peso del niño entre 3 para averiguar los mililitros a darle y si usas el de 4% has de dividirlo entre 6. Por ejemplo, para un niño que pese 30 kilos:

  • 30/3= 10 mililitros de ibuprofeno 2% cada 8 horas
  • 30/6= 5 mililitros de ibuprofeno 4% cada 8 horas

dolor2

Y por último, aquí os dejamos un vídeo resumen de nuestros compañeros de QueMeDasPara, en el que explicar muy claramente las diferencias entre paracetamol e ibuprofeno. ¡Gracias, Lucia!

Anuncios

Un pensamiento en “A PETICIÓN DEL RESPETABLE, UNA DE DESAMBIGUACIÓN ;-)

  1. Pingback: A GRANDES VIAJES, GRANDES REMEDIOS | Mucho Más Que Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s