¿SUFRES ESTRÉS?

El estrés es una respuesta automática del organismo al intentar adaptarse a cualquier cambio ambiental, externo o interno, que altera el equilibrio emocional de la persona para hacer frente a situaciones que se suponen excepcionales. Si se prolonga en el tiempo, el estrés produce malestar, irritabilidad, distracción, dificultades laborales y alteración de las relaciones, y además puede producrir cansancio, insomnio, cefaleas, ansiedad, depresión severa, enfermedades cardiovasculares, accidentes de tráfico, etc. , por lo que es importante aprender a detectarlo, afrontarlo y si es necesario tratarlo para evitar complicaciones.

estres1

Si tienes dudas de si estás sufriendo estrés, aquí te proponemos un sencillo test con el que puedes averiguar el nivel de estrés al que estás sometido.

1. ¿Puedes concentrarte bien en lo que haces?
– Más de lo habitual (0)
– Igual que lo habitual(1)
– Menos de lo habitual(2)
– Mucho menos de lo habitual(3)

2. ¿Tus preocupaciones te han hecho perder mucho sueño?
–  No, en absoluto(0)
– No más de lo habitual(1)
– Algo más que lo habitual(2)
– Mucho más delo habitual(3)

3. ¿Sientes que estás desempeñando un papel útil en la vida?
– Más útil que lo habitual(0)
– Igual que lo habitual(1)
– Menos útil que lo habitual(2)
– Mucho menos útil que lo habitual(3)

4. ¿Te sientes capaz de tomar decisiones?
– Más que lo habitual(0)
– Igual que lo habitual(1)
– Menos que lo habitual(2)
– Mucho menos que lo habitual(3)

5. ¿Te sientes constantemente agobiado/a y tensión?
– No, en absoluto(0)
– No más que lo habitual(1)
– Algo más que lo habitual(2)
– Mucho más que lo habitual(3)

6. ¿Tienes la sensación de que no puedes superar dificultades?
– No, en absoluto(0)
– No más que lo habitual(1)
– Algo más que lo habitual(2)
– Mucho más que lo habitual(3)

7. ¿Eres capaz de disfrutar de tus actividades normales de cada día?
– Más que lo habitual(0)
– Igual que lo habitual(1)
– Menos que lo habitual(2)
– Mucho menos que lo habitual(3)

8. ¿Eres capaz de hacer frente adecuadamente a tus problemas?
– Más capaz que lo habitual(0)
– Igual que lo habitual(1)
– Menos capaz que lo habitual(2)
– Mucho menos capaz que lo habitual(3)

9. ¿Te sientes poco feliz o deprimido?
– No, en absoluto(0)
– No más que lo habitual(1)
– Algo más que lo habitual(2)
– Mucho más que lo habitual(3)

10. ¿Has perdido la confianza en ti mismo?
– No, en absoluto(0)
– No más que lo habitual(1)
– Algo más que lo habitual(2)
– Mucho más que lo habitual(3)

11. ¿Has pensado que eres una persona que no vale para nada?
– No, en absoluto(0)
– No más que lo habitual(1)
– Algo más que lo habitual(2)
– Mucho más que lo habitual(3)

12. ¿Te sientes razonablemente feliz considerando todas las circunstancias?
– Más que lo habitual(0)
– Igual que lo habitual(1)
– Menos que lo habitual(2)
– Mucho menos que lo habitual(3)

Si el resultado es igual o superior a 11, es probable que estés sufriendo estrés.

Si el resultado es superior a 14, definitivamente estás sufriendo estrés.

PREGUNTAS FRECUENTES ACERCA DEL ESTRÉS

¿Qué puede causar estrés?
Cualquier situación social que sobrepase los propios recursos y ponga en riesgo el bienestar (fallecimientos familiares, divorcios, separaciones…). Pero otros sucesos cotidianos menos relevantes que provocan contrariedad también pueden desencadernarlo (perder cosas, atascos, falta de dinero, discusiones, etc.) así como cambios hormonales (pubertad, síndrome premenstrual, menopausia…)
¿Por qué tengo estrés?
Casi todos los órganos y funciones del cuerpo realizan un sobreesfuerzo cuando intentan adaptarse a una situación estresante (cerebro, nervios, sentidos, músculos, pulmones, corazón, intestino, estómago…) Si esa situación se prolonga en el tiempo puede conducir al agotamiento y a la aparición de trastornos
¿Debo visitar al médico?
Sólo si el estrés se mantiene en el tiempo (más de 6 semanas) o si aparecen síntomas de depresión o ansiedad, dolores de cabeza, espalda, insomnio, indigestión, fatiga, aumento de presión arterial, estreñimiento o diarrea, aumento o disminución importantes de peso.
¿Cómo actuar ante el estrés?
Lo ideal es reconocer a tiempo las primeras señales (tensión en los hombros, cuello, mandíbula, opresión en el pecho, cefraleas…) y, si es posible, evitar la causa.
¿Hay tratamiento para el estrés?
Sólo si las medidas higiénico-dietéticas no surten efecto, pueden ser útiles algunos medicamentos de recomendación farmacéutica, o fitoterapia como valeriana, pasiflora, tila y melisa, y en determinados casos el farmacéutico le derivará a su médico para que valore su situación y le prescriba el tratamiento más adecuado.

melisa pasiflora-cerulia TILO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s